Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 17 de agosto de 2017

Vacaciones tranquilitas I: No empezamos tan tranquilitos

Relaxing cup of café con leche en Tenerife
Como ya viene siendo costumbre en este blog, comenzamos hoy con las crónicas vacacionales porque ya son un clásico.

Este viaje ha sido diferente a otros que os he relatado. ¿Por qué? Pues porque, sinceramente, estaba yo tan agotada que le dije al churri que pasaba de más viajes que consistieran en estar todo el santo día pateando ciudades y/o parques de atracciones. Que quería tumbarme a la bartola y descansar. No hacer nada. Que mi mayor estrés fuese elegir qué bikini ponerme o si bajar a la playa o a la piscina. Así que la elegida fue La Gomera y permitidme que os diga que, si buscáis un sitio donde disfrutar de paisajes preciosos y hacer el vago, este es vuestro sitio.

El primer día no es que haya sido muy relajado, la verdad, partiendo de la base de que tuvimos que levantarnos a las cuatro de la mañana porque el vuelo salía tempranito. Recuerdo que uno de mis primeros pensamientos fue que mandaba narices tener que madrugar más que un día de trabajo para irme a descansar pero en fin, todo esfuerzo tiene su recompensa.

Durante el trayecto al aeropuerto el pobre churri venía comentando que no se sentía bien del estómago y al final cayó rendido por culpa de un corte de digestión que empezó en el aeropuerto y no terminó hasta tocar suelo canario.

Recuerdo que estábamos en la puerta de embarque que nos habían asignado y allí ni aparecía nadie ni anunciaban en el panel sobre la puerta nuestro número de vuelo (ni ningún otro). Dado que en Barajas siempre dicen que no se avisa por megafonía y que hay que estar atento a los paneles, fui a dar una vuelta por ahí buscando paneles informativos pero a mí que me digan dónde están los dichosos panelitos en la T2 porque no vi ni uno. Al final le pregunté a la de la puerta de embarque de al lado, que llevaba horas llamando a pasajeros rezagados de un vuelo a Bilbao, y me dijo que habían cambiado la puerta de embarque y nos dirigimos a la que nos dijo la muchacha donde, esta vez sí, estaba puesto nuestro número de vuelo y había cola de gente para embarcar. Se ve que éramos los únicos pavos que no se habían enterado del cambio de puerta (ellos sí habrían encontrado los paneles misteriosos).

Con todo ese estrés acumulado nos subimos al avión pero creo que se me empezó a pasar cuando, al llegar al aeropuerto de Tenerife, tuvimos nuestra primera interacción humana con un canario; el chico de la agencia que tenía que llevarnos al puerto para coger el Ferry. Qué cosa más maja de muchacho, oye. El churri le preguntó si le daba tiempo a ir a comprar una botellita de agua y el muchacho dijo que sí, que habíamos llegado incluso antes de la hora y que así él aprovechaba para pedir un cafecito. El churri, que se vio en racha, le dijo “pues ya si nos podemos echar un cigarrito, sería estupendo” y el chico dijo que entonces comprábamos el agua, el café y nos fumábamos el cigarrito en el aparcamiento. No nos dejó pagar ni nuestra agua. Qué cosa más maja de muchacho. Durante la hora que duró el trayecto hasta el puerto, nos estuvo contando muchas cosas con ese acento tan divino que sólo los canarios tienen y nos recomendó esperar el Ferry cómodamente tomando un café en una terraza que está en la planta de arriba.

Dejamos las maletas en los carricoches de equipaje que suben posteriormente al Ferry y nos fuimos a la famosa cafetería. Al ver las vistas desde allí, se me pasó todo el estrés y creo que hasta el estómago del churri volvió un poco a su ser, pudiendo tomarse su cafecito. Aproveché para mandarle a mi madre la foto que ilustra el post (está sacada con el móvil en vertical, lo siento por eso y por el cubo de basura que se aprecia en primer plano pero aun así ni lo uno ni lo otro desmerece el paisaje).


Finalmente, embarcamos en el Ferry…

Vista del Puerto de los Cristianos desde el Ferry
El Puerto de Los Cristianos desde el Ferry

Vista del Puerto de los Cristianos
También el puerto, pero para el otro lado

Ferry a San Sebastián de La Gomera
Yo, meditando (o muerta de cansancio)

Vista de Tenerife desde el Ferry
Dejando Tenerife


Y, cuarenta minutos más tarde, habiendo visto delfines y todo, llegábamos a San Sebastián de la
Vista de San Sebastián de La Gomera desde el mar
Llegando a San Sebastián de la Gomera
Gomera donde otro taxista nada hablador nos llevó por una carreterita llena de curvas hasta Playa Santiago, que era nuestro destino final. El pobre churri durmió toda la tarde mientras yo deshacía el equipaje y nos dedicamos a descansar. No habíamos empezado con muy buen pie pero yo estaba segura de que al día siguiente todo mejoraría.

Y así fue, palabrita de Álter. 

36 comentarios:

  1. Esas vacaciones de hacer el vago, en las que puedes permitirte el lujo de dejar el reloj en el cajón de la mesilla, tienen también mucho encanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que si lo tienen... Me he quedado con ganas de más. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  2. Que bien! Me gustan los relatos vacacionales!
    jaja.. es cierto que el tacho de basura ha quedado en primer plano en esa foto! Pero se nota igual que el paisaje es fantastico..
    En el viaje a Europa nosotros tendremos un par de vuelos que son asi bien temprano, habrá que madrugar..
    Esta bueno tomarse dias en lugares donde todo lo que tienes para hacer es relajarte. A mi me gusta salir y conocer, pero también es lindo alternar con vacaciones bien tranquilas.
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevaba mucho tiempo con vacaciones de caminar y caminar... Necesitaba vaguear. Jajajaja.

      Y la foto es que la saqué así mientras me tomaba el café y ni cuenta me di del cubo de basura en ese momento. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  3. las islas canarias tienen una magia especial. yo estuve en lanzarote en el viaje de fin de carrera.
    el acento canario es muy simpático.
    el viaje en ferry de una isla a otra debió ser muy relajante. si estabas cansada, seguro que diste una cabezadita. ;)
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no di ninguna cabezadita. Me pasé los 40 minutos de pie asomada mirando el mar. Jajajaja.

      Besotes!!!

      Eliminar
  4. La Gomera es una isla preciosa!
    Me alegro que lo hayais disfrutado!
    Muaks!

    ResponderEliminar
  5. Yo solo he es raro en Tenerife y estoy deseando volver. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me quedé con ganas de recorrer un poco Tenerife pero bueno, lo dejo para otra vez. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Ayyyy muero de amor con el acento canario.
    Unas fotos preciosas, has hecho bien en coger vacaciones para descansar, de vez en cuando se necesitan, y te lo dice una que quiere ver, ver y ver pero oye, hay que parar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que necesitaba algo así. Me han venido de perlas. Besotes!!!

      Eliminar
  7. hola alter! que lindo lugar, magnificas fotos y con tu relato quedan espectaculares. te acompañamos y compartimos! saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  8. Yo no conozco las islas pero tienen buena pinta así que me quedo a leer tu crónica.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú léetela y ya verás cómo te lo piensas para las próximas vacaciones. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Pues mira que he estado en todas las islas menos esa y el Hierro, igual me animo!! Que bonitas fotos!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola! Bueno mi tlf me trolea y esta es la tercera vez que empiezo mi comentario cuando ya casi lo tenia, así que resumo, jejeje. En fin... te decia que aunque me encantan los viajes de patear y conocer lugares nuevos, este tipo de vacaciones también dan vida, jejeje.
    Me encantan las islas y hace tiempo que no voy así que espero con ganas que me pongas los dientes largos, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veas las ganas que tenía de no hacer nada. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Me encantan las Islas Canarias. Todas. Y una parte de su encanto es lo amable que es la gente. Eso sumado al clima, las playas, paisajes etc.
    Ya sabes que hace años que voy todos fin de año, y ojalá pueda seguir haciéndolo.
    A la espera del resto de tu relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me he pensado seriamente emularte e irme algún fin de año también, huyendo del frío. Jajajaja. Pero sí, tienen algo que enamora.
      Besotes!!!

      Eliminar
  12. Parece que la pasaste bien, descansando de los avisos pesadillescos y de tu gato, que ya maullo que sus crónicas son más interesantes que las tuyas.
    Me gustaron las fotos que sacaste.
    Estar sin hacer nada puede ser un buen plan para unas vacaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí este año era el plan ideal. Lo necesitaba como agua de mayo.
      Los anuncios, como te digo en el post anterior, seguían estando. Es imposible escapar al cien por cien de ellos. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Ese muchacho que los recibió en Tenerife le cambió la cara, el ánimo, qué decir, el viaje mismo, hacia uno mejor... Y nunca va a saber que es el protagonista en una entrada de blog.

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que en cuanto nos dejó en el puerto le dije al churri "Este chico ya se ha ganado un huequito en el blog". Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  14. Porque sé que esto va a mejorar, porque el primer día no prometía nada bueno. Qué lastimita el churri, pobrecico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, daba un poco de pena, el pobre, pero se le pasó (y se libró de deshacer el equipaje; a ver si va a ser que lo hizo a posta...). Besotes!!!

      Eliminar
  15. Después de la tormenta siempre viene la calma, e imagino que ha merecido la pena.

    Suena genial vacaciones y no hacer nada todo junto debe ser la bomba.

    Con ganas de leer la segunda parte...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el jueves que viene, más (y con el churri ya recuperado). Besotes!!!

      Eliminar
  16. Ay, el pobre churri. Es la ley de Murphy...
    Menos mal que todo mejoró.
    La Gomera es la única Isla Canaria que no he visitado y le tengo muchas ganas. Espero ansioso tu siguiente post :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ah, no? Pues tienes que hacerlo, es una monería. Jajajaja.
      Pues este jueves más. Besotes!!!

      Eliminar
  17. Que alegría volver a leer estas aventuras, como echaba de menos sentarme a hacerlo, yo no nunca he estado en la Gomera, leeré al detalle para pillar todos los consejitos que des

    Un besico y abracico guapis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú que estás cerca no te lo puedes perder!! Un besote.

      Eliminar