Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

jueves, 14 de septiembre de 2017

Vacaciones tranquilitas V: Un cabrito, un hermoso paseo y un queso fallido

Torre del Conde, San Sebastián de la Gomera
Frente a la Torre del Conde
Y el viaje iba tocando a su fin. Al día siguiente tocaría poner rumbo nuevamente a los Madriles, por lo que decidimos pasar el día conociendo San Sebastián de la Gomera, que eso de andar todo el día en chanclas y bañador está muy bien pero también hay que culturizarse un poco.

De manera que tomamos la guagua (que es un autobús, pero dicho en canario) y para allí que nos fuimos. He de decir que a mí los viajes por carreteras gomeras me ponían un poco de los nervios porque son muy estrechas, hacen dos millones y medio de curvas y vas pegado a un barranco. El que se saque el carnet de conducir en La Gomera ya puede conducir en cualquier sitio del mundo. Llegamos sanos y salvos, así que dimos una vuelta por el parque de la Torre del Conde para ver la ídem. Es una fortaleza castellana del Siglo XV pero se rumorea que en realidad no valía para nada, más que para satisfacer el ego del Conde de La Gomera porque no tenía ni armas ni nada de nada.

Peces en el puerto de San Sebastián de la Gomera
¿Veis qué felices los pececillos?
De ahí fuimos a ver la Playa de San Sebastián (sólo a verla, porque yo le había dicho al churri que me daba pereza infinita andar haciendo turismo con los bártulos de la playa, por lo que no nos llevamos nada). Desde allí dimos un paseo (largo y a pleno sol del mediodía) por el puerto. Soy de puerto, bien lo sabéis vosotros y siempre me quedo embobada, ya sea un puerto deportivo, pesquero o comercial (los containers amontonados tienen algo que me fascina) pero tengo que decir que en mi vida había visto yo un puerto, sea del tipo que sea, con el agua tan limpia. Era cristalina y se podían ver perfectamente miles de peces nadando felices entre los barcos.

Playa de la Cueva, San Sebastián de la Gomera
La arena quemaba un montón
Llegamos a la Playa de la Cueva. Tenía yo intención de comer en un restaurante que había justo enfrente, al que llevaba llamando infructuosamente para reservar desde el día anterior. Un cartel de “Cerrado” me dio la respuesta a por qué nadie atendía el teléfono. El churri insistió en bajar a caminar por la arena de la  playa. Y sí, habéis adivinado, llevaba las mismas sandalias que el día de los pedruscos en Playa Santiago. Aquí no había pedruscos pero a esas horas la arena era como lava ardiente colándose entre mis dedos, así que hice el ridículo una vez más dando saltitos y gritando “Ay, quema, quema muuuchooo”. Si no doy el cante allá donde vaya no me quedo a gusto.

Álter en las calles de San Sebastián de la Gomera
Buscando dónde comer
Total, que teníamos calor, hambre y yo le sumaba unos pies quemados, así que ¿qué podíamos hacer? Pues volver hacia el centro y comer, claro está. Dado que el restaurante al que yo quería ir estaba cerrado, nos pusimos a investigar por Internet y recalamos en un restaurante llamado “La Salamandra” (Calle Real, 18). Todo lo que había en la carta tenía una pinta fabulosa pero nos dijeron que fuera de carta tenían cabrito y los ojos nos hicieron chiribitas. Pedimos una ensaladita para acompañar, que así parece todo más sano. La ensalada estaba buenísima y el cabrito… ¿qué decir del cabrito? Era una cosa deliciosa. Lo coroné con un postre de chocolate que se fue directo a mis caderas pero qué placer, oye.

Como ya sabéis que si yo no compro un queso local vaya donde vaya es como si no hubiera viajado, pregunté en el restaurante dónde podía conseguir quesos buenos (le tenía yo echado el ojo a un queso ahumado de cabra que provoca orgasmos). El chico que nos atendía, que era tan majo como todos los que nos atendieron en cualquier otro sitio al que hayamos ido, dijo que él en realidad era de Las Palmas, pero que preguntaba a la cocinera. Qué gente más adorable. La cocinera nos recomendó una tiendecita que, si pasas por delante ni la miras, así que estoy segura de que debían tener los mejores quesos de la zona pero me quedé sin llevarme uno porque era tarde y ya habían cerrado. Si alguien sabe de algún sitio bueno en Madrid donde pueda conseguir queso gomero, le estaré eternamente agradecida.

Iglesia Matriz de la Asunción, San Sebastián de la Gomera
La iglesia pirateada
Pero bueno, la ausencia de queso no nos iba a impedir disfrutar del resto del paseo. Vimos la Iglesia Matriz de la Asunción, construida en el siglo XV y que fue atacada por los piratas en innumerables ocasiones. Eso de los piratas a mí me llegó al alma. Pasamos por la casa de Colón y callejeamos sin rumbo fijo, recalando en un barecillo a tomarnos un cafecito.

Culminamos la jornada dando una vuelta por el paseo marítimo (sobre la acera para que yo no siguiese dando saltitos en la arena) y volvimos a esperar la guagua para dar por culminado nuestro último día. Daba penita pensar que al día siguiente había que irse…. snif. 

Playa de San Sebastián, San Sebastián de la Gomera
La Playa de San Sebastián. Esta no sé si quemaba.

Recorriendo San Sebastián de la Gomera
Callejeando

Álter en San Sebastián de la Gomera
Disfrutando del paseo con la panza llena de cabrito

24 comentarios:

  1. qué calles tan bonitas para dar paseos, con lo que a mí me gusta andar.
    en la foto de los barcos, efectivamente se ven los peces nadando. no es lo normal que en los puertos el agua esté tan limpia.
    bueno, lo de que la arena queme a todos nos ha pasado, no te culpes, jejeje. esa parte parece que la hubiera escrito forlán. :D
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una preciosidad...
      Si es que yo no sé por qué Forlán se empeña en darme tanta brea, si ya me autofustigo yo sola. Jajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  2. Hola! Se nota todo lo que disfrutasteis, aunque tú terminaras con los pies quemados por la arena, jejeje. Unos días así siempre vienen genial, lástima que pasen tan rápido...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me pasaron volando, la verdad. Una penita... Besotes!!!

      Eliminar
  3. Como te lea Forlán te vas a enterar del partido que le puede sacar a tus saltitos en la arena.
    Qué chulos son también esos viajes tranquilos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres el segundo que se acuerda de Forlán con el tema de los saltitos. Ya no me tenéis ningún respeto. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  4. Oye pues con lo ratona que soy yo, me voy a plantear cambiar eso de traer una taza de cada viaje y traer mejor un queso jajaja.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en este viaje sentí que me faltaba algo al no volver con mi queso. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Queso que provoca orgasmos?? Lo quiero! XD
    Me ha entrao mono de volver a Las Canarias. Pero ya. :)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vas tráeme un queso. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Muy buen viaje. Y me da a mí que tus pies sí han agradecido que haya terminado...Los pobres los maltratas, primero las rocas, luego los quemas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me quemé con el sol el pie derecho comiendo queso en la playa, recuerda eso. Mis pies me odian. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Envidiaca!!! Gomera no la conozco, pero la próxima vez que vuelva por esos lares, ya tengo probable destino. Y si, son súper amables por Canarias... ¡que gusto da viajar así!

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una maravilla. Esa calidez que tiene la gente hace que no te quieras ir nunca jamás de allí. Besotes!!!

      Eliminar
  8. Conocí la Gomera en un día de excursión mientras vacacionaba en Tenerife. Jamás pensé que esa islita diera para tantos días!
    Me han entrado ganas de volver a conocer más y a por queso jaja
    Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da para mucho dependiendo del plan que lleves, claro. Si lo que te apetece es hacer turismo a mansalva o salir de fiesta, lo mismo se te queda escasa.
      Pero si vas en plan relax, no quieres irte de allí nunca. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Tú sí que sabes contar las vacaciones. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Bueno, yo creo que me enrollo un poco por demás. XD Besos!!

      Eliminar
  10. Lloriqueo y lo sé, pero yo este año no he tenido vacaciones y no es justo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te desquitarás, ya lo verás. Besotes!!!

      Eliminar
  11. Que bonito todo! Tengo que ir a la Gomera alguna vez en mi vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedes quedar con esa mácula en el expediente. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  12. Qué bonito, yo elegiría una época con menos calor, pero has vendido muy bien el destino ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que allí hace más o menos la misma temperatura todo el año, así que si te apetece ir, te va a dar un poco igual julio que diciembre... Besotes!!!

      Eliminar