Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

miércoles, 7 de marzo de 2018

Anuncios Pesadillescos CCXXXVIII: La caída más falsa del mundo


Hoy vengo con la sensación de haber ido en busca de carbón y haber encontrado diamantes. Os cuento: estaba yo buceando en las redes en busca de un anuncio que no tengo forma de encontrar (Señores anunciantes: ¿qué os cuesta colgar los anuncios en las redes sociales para facilitarme la labor?) cuando así, de casualidad, encontré otro. Uno que confieso no haber visto nunca en la televisión, así que probablemente vosotros no lo hayáis visto tampoco. Desconozco de qué año es pero el vídeo tiene dos años de antigüedad, así que contad de ahí para atrás.

Recuerdo que cuando éramos pequeños y nos hacíamos una herida, nuestras madres nos echaban un mejunje rojo que nos encantaba lucir porque, a mayor cantidad de mejunje rojo, mayor gravedad revestía la herida. Luego parece que el rojo dejó de estar de moda y nos pasamos al color marrón, gracias a las bondades de la povidona yodada. Pero, de repente, lo que molaba era que aquello fuese transparente (lo cual a los niños no les haría mucha gracia porque no podían lucir cuánta cantidad de producto coloreado había sido necesario).  Bueno, pues de este último va este anuncio que nos sitúa en lo que parece ser una tienda de chuches (no está muy claro pero eso parece). Un grupo de niños baila una coreografía y cantan algo donde juro que lo único que se entiende es la marca comercial. El resto son palabras ininteligibles. Dan saltos y, de repente, la tragedia. Una de ellos se cae de rodillas. Repito: Se cae de rodillas. Acerca la mano al suelo sin tocarlo (repito: sin tocarlo) mientras el resto de niños se quedan estáticos mirando con caras de pavor. A todo esto, el plano se ha abierto y vemos a los supuestos directores del anuncio sentaditos en sus sillas de director (como su propio nombre indica) que observan impasibles el reciente descalabre.

La niña grita “Mamáaaaa” y ella acude presta con el spray transparente este, que rocía sobre una herida enorme en la palma de la mano de su hijita que yo no me explico de dónde ha salido (la herida, quiero decir; la mano sale del brazo y la niña salió de… su casa para ir a rodar el anuncio). Según le rocían eso, la niña pone una carita de ilusión que es para verla y siguen bailoteando. La madre se queda detrás, apoyada en el mostrador, con el bote en la mano por si su hija sufre otro percance y se vuelve a herir con… ¿el aire? Nadie le dice nada a la madre de que debe salir del plano. Será que tienen miedo a que, ante una nueva caída, la niña no obtenga asistencia sanitaria inmediata. Vemos que los directores siguen el ritmillo sentados en sus sillas, moviendo cabeza y pies como si estuvieran ante una obra maestra musical que es imposible escuchar sin bailar.

Y ya. Si alguien llegó a verlo en televisión le agradecería me lo comente porque no conocía esta maravilla.

42 comentarios:

  1. ese líquido rojo para cerrar heridas que se aplicaba con un cuentagotas, lo tenía totalmente arrinconado en mi memoria. supongo que seguirá existiendo, y que al buscarlo en google aparecerán innumerables referencias. incluso si buscas las medicinas más rebuscadas que tomabas de pequeño, hace tres décadas, te aparecen.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparecerá, seguro. Lo que no sé es si se seguirá vendiendo. De mi infancia recuerdo especialmente eso y el Calcio20.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Hola! No lo he visto y doy gracias por ello porque posiblemente sea de los anuncios más raros, y eso es decir mucho, jejeje. Por cierto, secundo el que los anunciantes pongan los anuncios en las redes sociales, twitter ardería con algunos, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no lo vi jamás. Desconozco en qué momento este anuncio puede haber visto la luz. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Recuerdo que en nuestros tiempos infantiles cuando nos caíamos de la bici nos poníamos pantalones largos para que nuestro padre no viese le herida. Era muy serio para esto de las infecciones y antes de la mercromina venía un buen frotamiento con agua oxigenada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que escocía, la condenada... ay, ya me has hecho revivir un recuerdo traumático. Besotes!!!

      Eliminar
  4. jajaja la verdad suena súper divertido, sobre todo como lo has narrado.
    si cuando veo una peli o serie suelo soltar el típico "peliculas" refiriéndome a las fantasmadas mil que en ellas suceden, sin lugar a dudas cuando se trata de un anuncio, obvio estas fantasmadas se triplican ;)

    Besicos Nenis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no había visto fantasmada mayor en los múltiples años que llevo destripando anuncios. Besotes!!!

      Eliminar
  5. Jajajaja, menudas joyas nos traes.
    Nosotros al mejunje rojo lo llamábamos mercromina y era una lucha encarnizada, yo siempre iba pigmentada de arriba a abajo, jejeje.
    Besos y menuda curiosidad me ha entrado ahora por ver a esa niña herirse en la mano sin tocar el suelo con la susodicha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la marca comercial. Lo que pretendía era no decirla. Jajajaja.
      Te lo mando en un momento, no hay más que pedir por esa boquita. Besotes!!!

      Eliminar
  6. Se ve que no querían que nadie se haga daño por si les denuncian. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, desde luego, lo consiguieron. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  7. Vya perla has encontrado hoy, jajajjjajaj.
    Eso sí, me has hecho rememorar esas caídas y ese "qué malota soy que llevo mercromina, no me tosas que te crujo" de la infancia, jajajja.
    BEsos.

    P.D.: No he visto el anuncio en cuestión, no puedo comentarte más que lo que me has hecho imaginar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo jamás vi este anuncio en la tele pero, indagando, parece que tiene más de cuatro años. Besotes!!

      Eliminar
  8. ¡Menuda joya de anuncio! No, no llegué a verlo en televisión. Sin duda me acordaría xd Yo de pequeña reclamaba tiritas para todo.Al mínimo rasguño; "mamá, me he hecho daño, necesito una tiritaaa" Y ahí iba mi madre a vendarme el dedito (¿Pero cua es ?¡Si no tienes nada!) y yo quedaba más contenta que unas pascuas con mi pedazo de esparadrapo plastificado estampado con dibujitos de Silvestre y Piolín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tiritas también eran muy socorridas para demostrar que éramos como Rambo. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  9. Solo decirte que adoraba ese mejunje rojo y enseñarselo a todo el mundo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que quien no haya presumido de mejunje... Besotes!!!

      Eliminar
  10. Pues no, tampoco me suena para nada. Al principio pensé que sería de Cristalmina, la mercromina transparente, pero dices que es en spray así que no sé ni que artículo es. Pero mira me has picado lo voy a buscar a ver
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de eso sí. Se ve que hay un formato en spray. Besotes!!!

      Eliminar
  11. ¡Hola!

    Qué anuncios los de hoy en día.
    Cuando me caí y hería mi mamá me ponía ese mejunje rojo que la verdad jamás me agradó y agua oxígenada, uff, qué tiempos.

    Muy buen post,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agua oxigenada sí que era el mal. Eso escocía mucho, aunque dijeran que no. Besotes y gracias por la visita!!

      Eliminar
  12. Uys, esa mercromina y ese agua oxigenada... Mis rodillas las sufrieron mucho. Y este anuncio, pues ni idea. No lo he visto. Pero vamos, me lo puedo imaginar tranquilamente tal y como lo cuentas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que nos gustaba andar con eso rojo... Aunque el agua oxigenada era el mal. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  13. Me has hecho recordar que jugando con la mercromina, no sé a qué, tiré el bote entero encima de una colcha blanca. Creo que mi madre hubiera preferido el líquido transparente ese tan chulo, jajajaja.
    Besos, Álter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras!! Pues debía ser chungo de quitar de la tela eso. ¿Sobrevivió la colcha? Besotes!!!

      Eliminar
  14. Un baile, una canción con pequeños, eso sí que puede ser una pesadilla. Comparable a la cancioncita de Freddy Krueger.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me mata es la caída. De no ser por eso, seguramente lo hubiese dejado pasar. Besotes!!

      Eliminar
  15. muy buen post.
    p.d; te he dejado un premio en mi blog como agradecimiento con tu trabajo en el blog.

    besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa!! Hace tiempo que dejé de recoger premios porque creo que el tema "premios" se nos terminó yendo de las manos en la blogosfera pero igual me paso por tu blog a darte las gracias como está mandado, que de bien nacida es ser agradecida... Besotes!!!

      Eliminar
  16. Yo viví la roja y la marrón anaranjada pero para la peque lo que mandan los pediatras ahora es siempre la transparente: parece que las anteriores son el mal. Y como dices, lo malo de verdad era el agua oxigenada.

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con la roja y la marrón hemos salido estupendamente, hombre ya. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  17. jajaja la mercromina mi madre no ganaba para botes jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era todo un orgullo lucir un buen chorretón de eso. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar
  18. Habla muy mal de esa empresa que hace comerciales, si dependen enteramente de la buena voluntad de una mamá con un spray para atender accidentes. Yo los denunciaría. Sin embargo se entiende la idea de fondo, y hasta me gustó jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que no lo has visto. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  19. Creo que eres un imán para esta clase de anuncios... . Creo que me fijo demasiado poco en ellos jajaja.

    Un abrazo,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí que TúTubo me los va sugiriendo para que no me quede sin material. Jajajaja. Besotes!!

      Eliminar
  20. Mercronmina! Recuerdo que de niña pensaba que era lo mismo que tenía dentro el mercurio y que si lo sacabas se volvía rojo. De hecho recuerdo que lo hice a ver qué pasaba....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sacaste el mercurio de un termómetro? Mi madre estaba obsesionada con no dejarme termómetros cerca porque es de lo más venenoso. Besotes!!!

      Eliminar
  21. Recuerdo perfectamente la canción del cambio de rojo a transparente, en mi caso se llamaba merthiolate xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue toda una revolución. Jajajaja. Besotes!!!

      Eliminar