Escríbeme!!!

¿Sugerencias? ¿Comentarios? ¿Quieres venderme algo o cyber-acosarme? Escríbeme a plagiando.a.mi.alter.ego@gmail.com

lunes, 15 de enero de 2018

Crónicas Felinas CCXXXVIII: El lado equivocado

Marrameowww!!!

Vengo hoy con un nuevo tutorial para gatos principiantes porque hacía mucho que no daba consejos acerca de cómo desquiciar a un humano.

En este nuestro hogar hay puertas que suelen estar cerradas. La de invitados nos está vetada de forma indefinida porque la bruja dice que arañamos el sofá-cama y, encima, lo llenamos de pelos y que qué va a pasar si pernocta allí algún alérgico. Así que en esa me cuelo siempre que puedo cuando la bruja entra a por la tabla de planchar o la escalera de mano (porque, aparte de cuarto de invitados, es trastero; que sepáis que si algún día os quedáis a dormir en casa de la bruja vais a dormir rodeados de cacharros que la bruja nunca sabe dónde meter).

Después tenemos las que están abiertas constantemente: La cocina, nuestro baño (tenemos baño privado como corresponde a gatos de nuestra alcurnia y si algún felino que me lea no tiene, ya está tardando en exigirlo), el salón porque la bruja ya da por perdido el sofá y el dormitorio principal, aunque este último a veces se cierra para que la bruja pueda dormir a pierna suelta y Munchkin no la despierte pidiendo comida a las tres de la mañana.

Luego hay otras en las que sí nos dejan entrar pero sólo cuando hay vigilancia humana. Estas son: El baño de los humanos y la habitación donde el consorte frikea en el ordenador. Ahí  es donde yo quería llegar. Puedo comprender que estén cerradas cuando no hay nadie (me fastidia, pero bueno, ya me he acostumbrado a este hecho) pero, habiendo gente en casa, no sé por qué a veces se encierran en la habitación del ordenador o en el baño y no me dejan entrar. Dice el consorte no sé qué de que ya he tirado el router al suelo unas cuantas veces pero son puras falacias.

Si se da el caso de que un humano se encierra en una habitación, yo supongo que debe ser porque dentro tiene que estar haciendo algo muy interesante. Así que maúllo para que me dejen entrar. Maúllo mucho. Seguro que hasta los vecinos se enteran de que estoy intentando acceder a algún área de la casa. Así que al rato, hartos de escucharme, me abren y vuelven a cerrar para que no entre también el imberbe, porque dicen que es más fácil controlar a un gato que a dos. Y, según cierran la puerta, yo entonces imagino que Munchkin debe estar disfrutando a solas de una aventura sin igual y, por tanto, empiezo a maullar para salir hasta que me abren.

Este proceso, queridos compañeros felinos, puede repetirse tantas veces como sea necesario hasta que vuestros humanos se desesperen o hasta que os dé sueño y os vayáis a dormir la siesta.

Si entremedias os da hambre, también podéis comenzar a maullar para que os alimenten pero recordando que, sea cual sea el lado de la puerta del que os encontréis, siempre será el lado equivocado.

Prrrrrr.

44 comentarios:

  1. Toda una lección magistral de molestar. Me has convencido para no tener gato.

    ResponderEliminar
  2. vaya, forlán, nos has hecho todo un 'house tour'. maullar para que os dejen entrar en una habitación y luego maullar para que os dejen salir, es una refinada maniobra de desgaste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay grupos terroristas que se están planteando utilizar esta técnica.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  3. Uno de mis gatos aprendió a abrir puertas. Se colgaba ocn las patas y empujaba con el hocico. ¡Alucinante era verlo!.

    Los despachos son territorios interesantes, a mis hijos tambien le pirra ¿que tendran?...jajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa es que las fuerzas están mal equilibradas. Yo sé abrirlas pero no tengo peso suficiente para conseguir que se abran.
      Munchkin tiene peso más que de sobra pero aún no ha conseguido comprender tan complicado mecanismo.

      En el caso de tus hijos, no lo sé, pero en el nuestro nos gusta porque hay cables con los que jugar y un teclado sobre el que pasear.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  4. Hola! Esto de ver una puerta cerrada y no poder entrar o salir es mucho de vosotros pero también de los perros ya que a las mías les encanta que se les abran las puertas que están cerradas cada 2 segundos, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tanto que nos encanten las puertas abiertas. Es que nos encanta ver cómo tenéis que andarlas abriendo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  5. Las puertas cerradas, ese misterio. Yo me he acostumbrado a la del baño de abajo cerrada... la de la cocina y la del baño de arriba sabemos abrirlas, así que nos la pela bastante cómo las dejen los humanos. Lo bueno es que sí, si la humana se mete al baño, voy corriendo con ella a ver qué hace. Como no suele hacer nada que me interese, quiero salir. Y luego pienso, "y si estaba disimulando y sí que hace algo interesante?" Y pido entrar. Y no, no hace nada, así que quiero salir. Yo insisto hasta que desiste y deja la puerta abierta.
    Un cabezazo, prrrrrr
    RON :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la próxima, cuando por fin deje la puerta abierta ya quédate quieto en un lugar (dentro o fuera, donde prefieras). Eso les desquicia.
      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  6. Muy buen tutorial. Menos mal que no tengo gatos en casa para que les enseñes...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante que los gatos del mundo aprendan estas cosas si queremos hacernos con el poder mundial.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  7. Qué por culpa dais, sois peor que un bebé

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, mis gatos también tienen baño privado, y también maullan hasta que me desesperan y me sobrevuela el pánico por si algún vecino nos denuncia y acabamos abriendo la puerta y dejando que entren.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se puede denunciar por eso? Maullaré más fuerte.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
    2. Hombre pues si son las tres de la madrugada en un edificio totalmente en silencio...aquí en Gijón hace unos años denunciaron a una señora que tenía un grillo y molestaba así que por si acaso, que mis vecinos son unos quisquillosos, les dejo entrar.

      Eliminar
    3. Pues vas a ver cómo ahora la bruja nos deja entrar a más sitios, que es una miedica.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  9. Yo no me la jugaría. He oído historias espeluznantes de mininos ruidosos que son desalojados por la junta de vecinos del inmueble. No es por ser agorera... XD
    Miau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Esto va en serio? ¿Pueden hacer eso?

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  10. ¡¡Forlán!!
    Echaba de menos esos bigotitos desde antes de Navidad, si es que no puedo vivir sin ti.

    Veo que sigues igual de "tocabolillos" como siempre, jajajja, es tu gran característica.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también os echaba de menos, pero que quede entre nosotros.

      Es que si uno no toca los bolillos la vida es muy aburrida.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  11. Se ve que son los amos de la casa. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Ciro suele hacer lo mismo ante una puerta cerrada.. por eso la mayoría permanecen abiertas. Con la que somos implacables es con la del patio, para que no acceda al exterior porque cada vez que lo hace se termina peleando con algun gato vecino. Hace rato entonces que tiene confinamiento en la casa.. Eso si, ahí hace lo que quiere, amo y señor..
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos dejan salir a la terraza siempre y cuando no haya ropa y tendida o no hayan dejado ahí cosas que ellos consideren peligrosas para nosotros. Vamos, que no salimos nunca.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  13. Hi!

    Nosotros intentamos que la Mixa no dejara pelo poniéndole un jersey, pero fue muy mala idea, no sabía caminar y lo de saltar era más bien caer en peso muerto al vacío.

    En cuanto a lo de las puertas en casa están todas abiertas, menos los armarios que es donde parece que la Mixa daría más euritos por entrar...

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuando puedo me cuelo en los armarios y eso es la fiesta. Normalmente están cerrados y la bruja incluso le ha puesto un seguro para bebés al del dormitorio porque yo había aprendido a abrirlo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  14. Jaja que bueno que mis gatas no saben leer porque no solo me exigirian baño sino hasta tu manual publicado y autografiado


    Que cosas! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no saben leer es lo que crees tú. En nada te exigirán ese baño.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  15. Madre mía, lo tuyo es tortura nivel dios!!! Me quito el sombrero
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin alguien que sabe apreciar mi talento.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  16. La gata (DEP) de mis suegros abría las puertas con unos saltos que flipabas, el gato (DEP) que le sucedió era de los eternos e inconformes maullantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comento por ahí arriba, realmente el mecanismo lo tengo controlado. El problema es que no tengo suficiente peso (porque soy un figurín) para conseguir que eso se abra.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  17. En eso te pareces ami perra jajaja si está en un lado quiere al otro jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que quiera. Es que le mola fastidiar, ya te lo digo yo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  18. Jajajja te puedes juntar con fantasma y formar un grupo de rock gatuno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues oye, para transmitir nuestro mensaje al mundo no es mala idea.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  19. La última frase de tu entrada demuestra que eres un gran filósofo. Y el resto, lo bien que se te da incordiar, jajaja.
    Prrrrrrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí se me da muy bien todo.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  20. Me recuerda la película Como perros y gatos, con esos humanos que no se dan cuenta de nada. Y esos gatos maquinando planes siniestros. Como podría serlo ese tutorial para gatos.

    Yo sospecho el motivo de tus problemas con la bruja. Es porque no es una de esas brujas de Disney que andan haciendo malvados, lo que sería de tu gusto. Y de paso, mimando a sus mascotas.

    Aunque que tengan un baño propio para ustedes dos, es todo un lujo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bruja es malvada. Lo malo es que es malvada con nosotros y se hace la buena con los demás.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar
  21. Cuanto trajín!!! Mira que siempre he preferido gatos a perros, pero estoy empezando a dudar...

    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues comentan por ahí que los perros son parecidos a nosotros en ese sentido.

      Prrrrrrrr.

      Eliminar